Junto a dos ganadores del Nobel, una científica argentina logró descifrar un mecanismo cerebral para organizar el orden de las cosas

Es la doctora en física, Soledad Gonzalo Cogno, que se formó en la UBA y el Instituto Balseiro. Desde Noruega contó a Infobae cómo hizo su estudio con 15 ratones que llama por sus nombres y cómo podría ayudar a la comprensión de la enfermedad de Alzheimer La científica argentina Soledad Gonzalo Cogno (en el medio) junto a los ganadores del Nobel de Medicina Maay-Britt Moser y Edvard Moser hallaron un mecanismo que usa el cerebro para organizar el orden de las cosas, como los pasos para hacer un café (Kavli Institute for Systems Neuroscience) Los seres humanos se comunican, se orientan en el espacio, recuerdan y tiene noción del tiempo. Todo eso es esencial para la supervivencia y es posible gracias a la capacidad del cerebro de organizar elementos en secuencias. Sin ella, el mundo dejaría de presentarse en forma de experiencias significativas porque cada acontecimiento se fragmentaría en una serie errática de sucesos aleatorios. Leelo Aca: Las prepagas ya están informando a sus afiliados aumentos del 40 por ciento La científica argentina Soledad Gonzalo Cogno junto a los ganadores del Premio Nobel de Medicina 2014, May-Britt Moser y Edvard Moser, y otros colegas descubrieron un mecanismo que usa el cerebro para organizar el orden de las cosas. Trabajan en el Instituto Kavli de Neurociencia de Sistemas de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, en Noruega, y reportaron en la prestigiosa revista Nature un patrón de actividad que sirve como una plantilla para construir experiencias secuenciales. Gonzalo Cogno se entusiasmó con la física. Estudió en la UBA y el Instituto Balseiro y quedó muy entusiasmada por las cuestiones del cerebro. En 2017 se fue a Noruega a hacer un posdoctorado (Imagen Ilustrativa Infobae) Leelo Aca: Las drogas inyectables para bajar de peso muestran efectos antiinflamatorios a nivel cerebral “Los hallazgos de Gonzalo Cogno y colaboradores abren un amplio abanico de posibilidades de investigación en una fascinante región del cerebro de los mamíferos”, sostuvo Gilles Laurent, del Instituto Max Planck de Investigación Cerebral, en Frankfurt, Alemania, en un artículo publicado en la misma revista. La científica nació en Castelar, en el Conurbano bonaerense, y desde pequeña siempre quiso saber cómo funcionaba todo lo que la rodeaba. Se formó gracias a la educación pública. Hizo la primera mitad de la licenciatura en física en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, y luego terminó la carrera en el Instituto Balseiro, que depende de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo, en la ciudad de Bariloche, provincia de Río Negro. En esta última institución hizo la maestría y el doctorado. A medida que fue avanzando en sus estudios Gonzalo Cogno se dio cuenta que la física cuántica o la teoría de la relatividad no la atrapaban tanto como la neurociencia, y durante su doctorado “se enamoró” del estudio del cerebro. En diálogo con Infobae desde Noruega, contó cómo hizo la investigación con la ayuda de Ludo y otros 14 ratones y por qué es importante. – ¿Qué descubrieron exactamente? Prepararse un mate implica una tarea secuencial para el cerebro. Los científicos encontraron que en la corteza entorrinal media, la actividad de las neuronas está organizada en secuencias “ultralentas» (Imagen Ilustrativa Infobae) — Los humanos hacemos diferentes actividades como el desayuno. Por ejemplo, ponemos a calentar el agua, preparamos el mate, hacemos las tostadas, o revivimos recuerdos. Son tareas que comparten dos características: son secuenciales. Porque primero ponemos el agua, luego hacemos el mate, y sólo después del mate hacemos las tostadas. También son tareas lentas. Leelo Aca: Alarma por la bacteria Estreptococo: los casos incrementan y hay casi 100 muertos Con mis colegas, nos preguntamos qué mecanismos de coordinación de la actividad cerebral podían servir como prototipo para sostener y habilitar esas tareas secuenciales y lentas. Tras una investigación que nos llevó 6 años, descubrimos que en la corteza entorrinal media -donde se encuentra el “GPS” del cerebro-, la actividad de las neuronas está organizada en secuencias “ultralentas”. Esas secuencias duran decenas de segundos a minutos y pueden servir de prototipo para crear nuevas actividades secuenciales, que son fundamentales para nuestro día a día. – ¿Cómo hicieron el estudio? Ludo fue uno de los ratones que fue estudiado para hacer la investigación sobre el cerebro/ Kavli Institute for Systems Neuroscience — Lo hicimos con 15 ratones, como Ludo. Medimos la actividad de cientos de neuronas simultáneamente a través de lo que se conoce como “imaging de calcio”. Analizamos los datos medidos con métodos que combinan estadística y aprendizaje automático o “machine learning”, y también desarrollamos un modelo computacional. — ¿Por qué los ratones tienen nombres? — Pasamos mucho tiempo con los animales y nos gusta ponerle nombres. Por eso, cada animal que se mide en el laboratorio tiene un nombre. Es también una forma de crear un vínculo con el animal y de identificarlos de una forma más amena que solo por un número. Le pusimos Ludo por el juego de mesa. Otro se llama Knud por el Rey Canuto el Grande, que gobernó Dinamarca, Noruega e Inglaterra. También medimos a Kimi, que se llama así por el piloto de Fórmula 1 finlandés, Kimi-Matias Räikkönen. — ¿Qué implicancia tiene el descubrimiento? Los resultados de la investigación publicada en la revista Nature podrían en el futuro ayudar a entender mejor cómo la actividad neuronal se desarrolla en las personas con Alzheimer (Imagen Ilustrativa Infobae) — Lo que descubrimos es un prototipo o también se le puede llamar “algoritmo” en el cerebro sano. Sin embargo, se sabe que la corteza entorrinal media es el área en donde se manifiestan los primeros signos de la enfermedad de Alzheimer. Por eso, tenemos la esperanza de que nuestro descubrimiento, en el futuro, nos ayude a entender mejor cómo la actividad neuronal está afectada en el cerebro enfermo, por ejemplo, con Alzheimer. — ¿El hallazgo forma parte de una pregunta más amplia? Tras la publicación, Soledad Gonzalo Cogno busca comprender cómo las secuencias ultralentas en el cerebro están moduladas por diferentes estados comportamentales y sensoriales (GETTY IMAGES) — Sí. La gran pregunta que quiero contestar es cómo nuestro comportamiento y nuestros procesos cognitivos son generados por la actividad coordinada de cientos y

Abrir chat
1
Comunícate con nosotros por Whatsapp
Escanea el código
Hola te comunicaste con Leelo Acá, déjanos a continuación tu consulta y te contactaremos con un asesor, muchas gracias !!