Prioridades del ministro-candidato

Hola. Prioridad en el capítulo “Massa ministro”: arreglar con el FMI como se pueda, esta misma semana si es posible. Ya no alcanza con repetir: “En las próximas horas viajamos y firmamos un entendimiento”. Tal vez se acuerde, aunque deban aceptarse duras exigencias del organismo, hasta el momento poco modificables. Pero son riesgosas las consecuencias si no se llega a un compromiso, inquieta el tamaño de una eventual catástrofe económica. La urgencia ahora proviene por la presión de los mercados: suba del tipo de cambio, como la de los últimos días, se supone que otra alza en el dólar de 30 pesos en apenas 48 horas podría desatar contingencias inesperadas. Es una evaluación que planea sobre el ministerio.

Sergio Massa. “Desafía a los economistas como si perteneciera al gremio y agravia a sus críticos aplicando motes burlones”. | NA

Por: Roberto Garcia

Otras prioridades, en cambio, se consideran en el rubro “Massa candidato”. Menos emergencia, más optimismo: agradecen el impulso a recoger al día siguiente de las PASO, cuando algún medio de comunicación amigo pueda titular: “Massa, el candidato más votado”. Una alternativa posible, ya que Rodríguez Larreta y la Bullrich dividirán su electorado. Variante pírrica, además, imaginando que el ministro obtenga un 35% de los votos para todo su espacio, mientras el núcleo adversario consigue un porcentaje superior, pero partiendo en dos su fuerza. Parte de un espejismo para seguir en la campaña, sostener que no todo esta perdido y que las elecciones siempre se ganan por los errores del contrincante. De ahí que haya que cuidar a los propios, al operativo que encabeza el frustrado Wado de Pedro, quien flamea en el cargo por la escasa experiencia de La Cámpora en menesteres de envergadura. Aun así, este grupo político es el dueño de la propaganda política, del aparato. Una contribución clave para el hiperkinésico Massa, pero desordenada aun en la administración (falta de carteles, respaldos a figuras del interior, fondos, etcétera). También pesa una característica expulsiva del grupo: ya ni figura el Cuervo Larroque, Máximo circula por otras fronteras, y muchos punteros del interior no se acercan al nuevo búnker céntrico por la tirria que han generado sus ocupantes en el peronismo.

Arreglar con el Fondo Monetario como se pueda, esta misma semana, si es posible

Nadie sabía ayer en ese corazón si algún consejero había persuadido a Agustín Rossi para proponer: “Cristina de Kirchner debería ser indultada en el próximo gobierno”. Si fuera por la viuda de Kirchner, ese mensaje de amnistía debía referirse a su hijo diputado, ya que la madre se preocupa más por su vástago que por ella misma. En algunas noches de insomnio, ve reflejarse en el espejo las penurias de los hijos de Lázaro Báez, a quienes el padre quiso salvar y terminó dañándolos. La declaración de Rossi, además, vulnera manifiestos de la propia Cristina en contra de ese privilegio del Ejecutivo, y en el reducto de Massa estiman improcedente incluir ese tema en la campaña. Una obligación innecesaria para el aspirante que le impuso su segundo, pocos creen que ese anhelo de Rossi aporte más votos.

Horacio Rodríguez Larreta vs Patricia Bullrich: uno sufre, la otra se divierte

Justo cuando Massa se personifica en otros moldes, desafía a los economistas como si él perteneciera al gremio y agravia a sus críticos al mejor estilo de los adolescentes pícaros en el colegio, aplicando motes burlones. De paso, con esos apelativos estimula la pesquisa policial como si fuera un Gaston Leroux para saber a quiénes les corresponden esos apelativos. Ni que fuera el misterio del cuarto amarillo del autor parisino o aquella famosa novela de Jorge Asís que debía leerse con un código adosado para descifrar la identidad de sus personajes. Molesto por las opiniones sobre la situación económica vertidas ante delegados del FMI por técnicos opositores, alertado al extremo por presuntas sugerencias que observa como “traición a la patria”, Massa optó por una apoteosis decadente y denunció a “Cáspita”, “Tinturita” y “Gomina” como los responsables de esas críticas, sin individualizar a quiénes corresponden los seudónimos. Por lo menos, de mal gusto ese ejercicio delator.

Agradecen el impulso de algún medio a titular “El candidato más votado”

Tampoco requería esa socarrona imputación demasiado misterio para descubrir a los economistas, más bien obvio es que Carlos Melconian responde a la caracterización de “Tinturita” por su propensión a la Carmela que rejuvenece. O a Ricardo López

Murphy le encaja la aplicación de “Gomina” por haberse pasado la vida amansando sus cabellos con Brancato o fijadores varios, mientras a Luciano Laspina le impuso el “Cáspita” más por presunción que por evidencia. Ni que este preferido de la Bullrich fuera aquel entrañable Arturo Jauretche, con nieve permanente en sus hombros. Discriminaciones estéticas o risueñas que revelan su propia impotencia, porque alguna vez Mauricio Macri le colgó un “Ventajita” del cual no ha podido salir, inapropiadas para un tema como la negociación con el FMI y menos descalificar a otros como si fuera el dueño de la Patria. Ya es mucho. Misterios que no son parte de Leroux, quien también creó El fantasma de la Ópera que vendría a ser una comparación más razonable con estos tiempos.

Fuente: https://www.perfil.com/noticias/columnistas/prioridades-del-ministro-candidato-por-roberto-garcia.phtml

EscuchaloAca

Este medio no se hace responsable por las opiniones vertidas en los artículos publicados. Las expresiones e ideas de los columnistas no reflejan necesariamente la opinión de LeeloAca.

By Pochitama.dev © 2023 LeeloAca.com.ar – Todos los derechos reservados.
Abrir chat
1
Comunícate con nosotros por Whatsapp
Escanea el código
Hola te comunicaste con Leelo Acá, déjanos a continuación tu consulta y te contactaremos con un asesor, muchas gracias !!