buque Polar Prince, que transportó al submarino Titán antes de su implosión, según los investigadores

Por Nouran Salahieh, Samantha Beech

(CNN) — Mientras un robot teledirigido cartografía el conjunto de restos de la fatal implosión del submarino Titán, los investigadores revisarán las grabaciones de voz de la nave nodriza que transportó al sumergible y a sus cinco ocupantes en su viaje al lugar de los restos del Titanic, según informaron las autoridades.

Los investigadores canadienses subieron este sábado a bordo del buque Polar Prince «para recoger información del registrador de datos del viaje del buque y de otros sistemas del barco que contengan información útil», declaró este sábado Kathy Fox, presidenta de la Junta de Seguridad en el Transporte de Canadá.

La tripulación y los familiares también estaban siendo entrevistados a bordo del Polar Prince, que regresó este sábado a St. John’s, la capital de Terranova y Labrador, con sus banderas a media asta.

La misión de la agencia no es culpar a nadie, sino «averiguar qué ocurrió y por qué, y qué hay que cambiar para reducir la posibilidad o el riesgo de que vuelva a ocurrir en el futuro», declaró Fox.

Una grabadora de datos de viaje almacena el audio del puente del barco. «El contenido de esas grabaciones de voz podría ser útil en nuestra investigación», afirmó Fox.

La medida es la más reciente de una investigación internacional en expansión sobre la implosión, en la que murieron las cinco personas que iban a bordo del sumergible durante su descenso hasta el naufragio del Titanic el domingo. Los expertos militares hallaron restos en el océano –a unos 500 metros de la proa del Titanic– que concuerdan con la pérdida de la cámara de presión del pequeño sumergible, según declaró el contralmirante de la Guardia Costera estadounidense John Mauger.

Los fallecidos son Stockton Rush, CEO de la empresa OceanGate Expeditions; el empresario británico Hamish Harding; el submarinista francés Paul-Henri Nargeolet; y el empresario de origen paquistaní Shahzada Dawood y su hijo Suleman, ciudadanos británicos.

Es probable que también se analicen las comunicaciones entre el sumergible y su buque nodriza, el Polar Prince. El barco podía comunicarse con el sumergible mediante mensajes de texto, y está obligado a hacerlo cada 15 minutos, según el sitio web archivado de OceanGate Expeditions.

Esta imagen sin fecha, cortesía de OceanGate Expeditions, muestra su sumergible Titán iniciando un descenso. (Crédito: OceanGate/AFP/Getty Images/Archivo)

Mientras tanto, la Real Policía Montada de Canadá (RCMP) investiga si «es posible que se hayan infringido leyes penales, federales o provinciales».

«No hay sospechas de actividad delictiva per se, pero la Policía Montada de Canadá da los primeros pasos para evaluar si vamos a seguir ese camino o no», dijo el superintendente de la RCMP Kent Osmond en una rueda de prensa este sábado, añadiendo que la agencia investiga todas las muertes en alta mar de las que se informa.

El cofundador de OceanGate, Guillermo Sohnlein, instó a no precipitarse en los juicios sobre la implosión.

«Hay equipos en el lugar que seguirán recogiendo datos durante los próximos días, semanas, tal vez meses, y pasará mucho tiempo antes de que sepamos exactamente lo que pasó allí abajo», dijo Sohnlein a CNN este viernes. «Así que animaría a no especular hasta que tengamos más datos en los que basarnos».

Los guardacostas estadounidenses, que participaron en la operación de búsqueda y rescate que duró todo el día, también investigan la implosión, junto con la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte.

Mauger, contralmirante de los guardacostas estadounidenses, declaró este jueves que vehículos teledirigidos seguirán recogiendo información del fondo marino.

Los vehículos trabajarán para cartografiar el conjunto de restos del buque, que se encuentra a más de 3 kilómetros de profundidad en el Atlántico Norte, dijo Mauger.

Según las autoridades, el jueves por la mañana se hallaron cinco restos importantes del sumergible. Cada extremo del casco de presión se encontró en un lugar distinto, según Paul Hankins, director de Operaciones de Salvamento e Ingeniería Oceánica de la Marina estadounidense.

Según Jeff Mahoney, portavoz de Pelagic Research Services, empresa especializada en expediciones oceánicas, se espera que las misiones con ROV continúen durante una semana más.

Cualquier intento de recuperar algo de la zona de restos requerirá una operación de mayor envergadura en colaboración con Deep Energy, otra empresa que colabora en la misión, ya que es probable que los escombros sean demasiado pesados para que el ROV de Pelagic los levante por sí solo, declaró Mahoney a CNN el viernes. Las tareas de recuperación incluirían el uso de cables para levantar los restos.

Dudas sobre el diseño del Titán

La investigación multinacional se produce en medio de crecientes dudas sobre el diseño del Titán.

Un análisis de CNN del material de marketing de OceanGate, de las declaraciones públicas de Rush y de los expedientes judiciales muestra que, aun cuando la empresa pregonaba su compromiso con las medidas de seguridad, rechazó las normas del sector que habrían impuesto un mayor escrutinio a sus operaciones y buques.

La empresa se apartó de las normas del sector al rechazar una revisión voluntaria y rigurosa de la seguridad del submarino, según un dirigente del sector.

Y cuando el experto en sumergibles Karl Stanley estaba a bordo del Titán para una excursión submarina frente a la costa de las Bahamas en abril de 2019, sintió que algo andaba mal con la embarcación cuando se escucharon ruidos fuertes y envió un correo electrónico a Rush, el CEO de OceanGate Expeditions, haciendo sonar la alarma sobre presuntos defectos.

«Lo que oímos, en mi opinión… sonaba como una falla/defecto en un área sobre la que actuaban las tremendas presiones y que estaba siendo aplastada/dañada», escribió Stanley en el correo electrónico, una copia del cual ha sido obtenida por CNN.

«A partir de la intensidad de los sonidos, el hecho de que nunca se detuvieron totalmente en profundidad, y el hecho de que había sonidos a unos 92 metros que indicaban una relajación de la energía almacenada / indicaría que hay un área del casco que se está rompiendo / esponjando», continuó Stanley.

Cuando se le pidieron comentarios sobre el correo electrónico de Stanley, un portavoz de OceanGate dijo a CNN que no podían proporcionar ninguna información adicional en este momento.

Fuente: https://cnnespanol.cnn.com/2023/06/25/examinaran-grabaciones-voz-datos-nave-polar-prince-sumergible-titan-implosion-trax/

EscuchaloAca

Este medio no se hace responsable por las opiniones vertidas en los artículos publicados. Las expresiones e ideas de los columnistas no reflejan necesariamente la opinión de LeeloAca.

By Pochitama.dev © 2023 LeeloAca.com.ar – Todos los derechos reservados.
Abrir chat
1
Comunícate con nosotros por Whatsapp
Escanea el código
Hola te comunicaste con Leelo Acá, déjanos a continuación tu consulta y te contactaremos con un asesor, muchas gracias !!