Día Mundial Sin Tabaco 31 de Mayo 2023 La OMS insta a los gobiernos a dejar de subvencionar los mortíferos cultivos de tabaco

Cultivemos alimentos, no tabaco

El cultivo de tabaco es perjudicial para nuestra salud, la de los agricultores y la del planeta. La industria tabacalera interfiere en los intentos de sustituir el cultivo de tabaco, con lo que contribuye a la crisis alimentaria mundial.

Esta campaña pretende animar a los gobiernos a poner fin a las subvenciones al cultivo de tabaco y utilizar los recursos ahorrados para ayudar a los agricultores a cambiar a cultivos más sostenibles que mejoren la seguridad alimentaria y la nutrición.

Objetivos de la campaña

  1. Movilizar a los gobiernos para que pongan fin a las subvenciones al cultivo de tabaco y destinen los recursos ahorrados a programas de sustitución de cultivos que ayuden a los agricultores a realizar la transición y mejoren la seguridad alimentaria y la nutrición;
  2. Concienciar a las comunidades dedicadas al cultivo de tabaco sobre las ventajas de abandonar el tabaco y dedicarse a cultivos sostenibles;
  3. Apoyar la lucha contra la desertificación y la degradación del medio ambiente mediante la reducción del cultivo de tabaco;
  4. Denunciar las maniobras de la industria para obstaculizar el trabajo orientado a unos medios de vida sostenibles.

La variable clave para medir el éxito de la campaña sería el número de gobiernos que se comprometieran a poner fin a las subvenciones al cultivo de tabaco.

El tabaco se cultiva en más de 124 países, ocupando tierras que podrían dedicarse a cultivos para alimentar a millones de personas, lo que reduciría la inseguridad alimentaria.

El tabaco no es un cultivo muy rentable para los agricultores ni para los gobiernos, a pesar de que la industria tabacalera exagera su importancia económica.

La sustitución del tabaco por el cultivo de alimentos nutritivos tiene el potencial de alimentar a millones de familias y mejorar los medios de subsistencia de las comunidades agrícolas de todo el mundo.

Los gobiernos deberían apoyar a los cultivadores de tabaco para que cambien a cultivos alternativos poniendo fin a las subvenciones al cultivo de tabaco y reasignando recursos para apoyar alternativas al cultivo de tabaco.

Testimonios de agricultoresLos gobiernos deberían apoyar a los cultivadores de tabaco para que cambien a cultivos alternativos poniendo fin a las subvenciones al cultivo de tabaco y reasignando recursos para apoyar alternativas al cultivo de tabaco.

Los 50 principales países productores de tabaco

Principales economías productoras de tabaco por Región de la OMS, por hectárea / Fuente : FAO 2021

Los gobiernos de los países productores de tabaco

Los gobiernos deberían acelerar la aplicación de los artículos 17 y 18 del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS) y sus directrices, donde se señala de qué maneras pueden respaldar a los agricultores ofreciéndoles asesoramiento técnico sobre agricultura, poniéndoles en contacto con los proveedores de suministros y servicios necesarios para producir, ofreciéndoles ayuda financiera para aumentar la producción de alimentos saludables y favoreciendo la sustitución del tabaco por cultivos alternativos. 

  • Buscar respaldo político para los programas que ayuden a los agricultores a transitar hacia a otros medios de subsistencia.
  • Conceder subvenciones para la adquisición de suministros (semillas de calidad, fertilizantes o equipos agrícolas) durante las primeras etapas de la nueva actividad a fin de incentivar a los agricultores a realizar ese cambio, y mantenerlas hasta que dispongan de los medios financieros suficientes para dedicarse sin ayuda a su nueva actividad. Cabe tener muy en cuenta que los suministros son un factor clave que inclina a los agricultores a firmar contratos con empresas compradoras de hojas de tabaco. 
  • Ofrecer servicios de extensión en forma de capacitación y asesoramiento técnico sobre agricultura, así como ayuda a los agricultores para acceder a los suministros y servicios que necesiten para producir, y con ello incrementar sus ingresos. 
  • Poner en marcha programas que favorezcan el contacto entre los agricultores y los compradores de cultivos sanos, resistentes, locales y sostenibles, a fin de que puedan contar con un mercado viable cuando abandonen el tabaco.
  • Respaldar el desarrollo de cooperativas de agricultores que ayuden a crear un mecanismo sólido de intercambio de información y de transmisión de conocimientos, y que mitiguen el riesgo de transitar hacia cultivos distintos del tabaco.
  • Apoyar las estrategias de diversificación que estén impulsadas por la demanda y aplicar políticas que se basen en la dinámica del mercado.
  • Responsabilizar a la industria tabacalera de los riesgos que representa para el medio ambiente y de los efectos que provoca el cultivo y la fabricación de tabaco en la salud.
  • Impulsar la colaboración entre los departamentos gubernamentales de salud pública y los funcionarios de las administraciones locales para concienciar a los agricultores sobre las ventajas de abandonar el tabaco y sobre las alternativas existentes.
  • Alentar el surgimiento de líderes comunitarios que promuevan el cambio.

Aquí (en inglés)

Gobiernos de países que no cultivan tabaco y solo importan su hoja

Los gobiernos deben reconocer la carga adicional que supone para los países de ingreso bajo y mediano el cultivo de tabaco destinado a su consumo en países de ingreso alto. Los países de ingreso alto que importan tabaco deben incorporar medidas de control del tabaco en sus estrategias de cooperación para el desarrollo, en particular para ofrecer a los productores unos medios de subsistencia alternativos. Asimismo, deben respaldar las iniciativas destinadas a desarrollar unos medios de subsistencia alternativos al cultivo de tabaco que estén en consonancia con otros compromisos adquiridos en materia de apoyo a la salud, el medio ambiente y  las economías de los países de ingreso bajo y mediano y menos adelantados. 

Grupos de defensa en los países productores de tabaco

Los grupos de defensa deben elaborar y compartir documentos sobre las mejores prácticas mundiales y regionales, así como programas educativos y campañas informativas respaldadas por datos y pruebas, a fin de impedir cualquier intento de desinformación a los agricultores por parte de la industria tabacalera y  para poner a disposición de todos los trabajadores del tabaco alternativas viables que les permitan cambiar a otros medios de subsistencia sostenibles. Además, pueden informar a los agricultores acerca de los efectos negativos que provoca el cultivo de tabaco en la salud, el medio ambiente, la sociedad y la economía.

Hay una serie de iniciativas gubernamentales enmarcadas en el Programa India Digital que pueden utilizarse para formar y concienciar a los agricultores de tabaco y para defender sus intereses, por ejemplo, «Aldea Digital» (Digital Village), «Centros de servicios comunes» (Common Service Centres), «Cibersalud» (e-Health) y «Cibereducación» (e-education), entre otros.

Defensores de derechos en los países importadores de tabaco

Se alienta a los defensores de derechos a criticar públicamente al gobierno por apoyar la producción de tabaco en los países de ingreso bajo y mediano bajo y menos adelantados, sobre todo en aquellos que padecen problemas de inseguridad alimentaria y contribuyen a la crisis alimentaria mundial. También se los alienta a criticar al gobierno por no llevar a la práctica su discurso sobre el control del tabaco al no introducir en las iniciativas de cooperación para el desarrollo el fomento de medios de subsistencia alternativos.

Sociedad civil

Las organizaciones de la sociedad civil pueden mostrar cómo actúa la industria para impedir que los agricultores de tabaco transiten hacia medios de subsistencia alternativos, así como para disfrazar sus prácticas con un falso ecologismo.

Entidades de microfinanciación

Las entidades de microfinanciación pueden velar por que los programas de crédito rural ofrezcan unas buenas condiciones a los agricultores de tabaco que deseen cambiar de actividad, a fin de que puedan adquirir los insumos necesarios para cultivar otros productos.

Organismos de las Naciones Unidas

Los organismos de las Naciones Unidas deben colaborar para tratar de alcanzar las metas de los ODS 2.1, 2.2, 2.3 y 2.4 (mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición), 3a (implementar el CMCT de la OMS), 13  (combatir el cambio climático) y 17 (fortalecer la alianza para el desarrollo sostenible). Esto puede lograrse creando unos ecosistemas de producción y comercialización de cultivos que faciliten a los agricultores la sustitución del tabaco por otros productos.

Agentes del mercado del sector privado

Los agentes del mercado del sector privado pueden ayudar a conformar un mercado de cultivos alternativos sostenible incentivando que los agricultores cambien de cultivo, y para ello pueden brindar apoyo a lo largo de toda la cadena de valor, por ejemplo, en la compra de insumos, la manipulación posterior a la cosecha, la agregación y la entrega.

https://www.who.int/es/campaigns/world-no-tobacco-day/2023

EscuchaloAca

Este medio no se hace responsable por las opiniones vertidas en los artículos publicados. Las expresiones e ideas de los columnistas no reflejan necesariamente la opinión de LeeloAca.

By Pochitama.dev © 2023 LeeloAca.com.ar – Todos los derechos reservados.
Abrir chat
1
Comunícate con nosotros por Whatsapp
Escanea el código
Hola te comunicaste con Leelo Acá, déjanos a continuación tu consulta y te contactaremos con un asesor, muchas gracias !!