Qué es el SIBO, el síndrome que padece Lola Latorre y provoca un fuerte dolor estomacal

La influencer comunicó que tiene un sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado. Cuáles son los síntomas y qué tratamiento hay que seguir según tres expertos consultados por Infobae

Agustín Gallardo

PorAgustín Gallardo

Hace ya varios días que Lola Latorre le viene comunicando a sus seguidores cómo se siente. El SIBO se produce cuando hay un aumento anormal de toda la población bacteriana en el intestino delgado Foto: Especial

El sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SIBO, por sus siglas en inglés) se produce cuando hay un aumento anormal de toda la población bacteriana en el intestino delgado, en particular de los tipos de bacterias que no se encuentran comúnmente en esa parte del tubo digestivo. Esta afección a veces se llama síndrome del asa ciega.

Hace ya varios días que Lola Latorre le viene comunicando a sus seguidores cómo se siente. La influencer, que tiene casi un millón de seguidores, se muestra muy activa en su Instagram e interactúa mucho con su audiencia.

Entre el miércoles y jueves, Lola le contó a sus fanáticos que se fue a hacer un test para evaluar si tenía SIBO, mientras volvía en su auto, la influencer contó: “Acabo de salir y me lo hice porque estoy teniendo muchísimos dolores de panza, se me hincha un montón, me cae mal todo lo que como y la estoy pasando mal. No sé que tengo o qué me cae así, pero literalmente todo me hace mal. Este estudio detecta un sobrecrecimiento bacteriano”

.https://cdn.jwplayer.com/previews/KWIOMa8r

Lola Latorre confirmó que tiene Sibo (Video: Instagram)

El doctor Luis Caro, Presidente de Fundación Gedyt, gastroenterólogo referente y speaker internacional, director general de GEDYT, explicó a Infobae: “Se trata de un sobrecrecimiento bacteriano, este sobrecrecimiento de las bacterias se generan a expensas de la flora intestinal que es normal que esté en todo el tubo digestivo, se puede encontrar una ligera distensión o gases casi habitual o normal en el intestino grueso, no así en el intestino delgado. Cuando esto avanza hacia el intestino delgado también es que ese se denomina SIBO y significa eso, un desarrollo desmesurado del número de bacterias”.

“Es un exceso de bacterias de tipo colonico en el intestino delgado que fermentan los carbohidratos, lo que lleva a una mayor producción de gas Se produce por anormalidades en la anatomía, la motilidad, el pH y/o la Inmunidad”, dijo a Infobae por su parte, el gastroenterólogo, Carlos Waldbaum.

Cuáles son los síntomas del SIBO

En el intestino grueso, cómo indicaba Caro, se pueden encontrar algunos restos de de gases producto de la combustión por parte de la flora intestinal de algunos elementos nutritivos, fundamentalmente los que tienen azúcares y en particular también con algunos otras fibras o hortalizas que pueden provocar esta fermentación.

20/07/2020 Prueba ‘myBIOME’ de microbioma intestinal ESPAÑA EUROPA MADRID SALUD SYNLAB/MICROBA

“En este en este caso en general tanto el intestino grueso como el delgado, pueden tolerar cualquier otro estímulo doloroso, pero no el el estímulo de distensión cuando hay un aumento de la presión dentro de la luz intestinal, el dolor se hace cada vez más insostenible. Entonces los síntomas son distensión y obviamente seguido de dolor. Esto puede ir independientemente con diarrea o constipación, dependiendo de qué tipos de bacterias y cómo se desarrollaron”, agrega Caro.

“Ahora en este caso entonces el sobrecrecimiento bacteriano se expresa a través de hinchazón que no se calma muchas veces con la evacuación. Sí mejora pero no se cura”, dice Caro.

El gatroenterólogo Waldbaum sostiene que en los casos más graves, los pacientes “pueden experimentar malabsorción que conduce a la pérdida de peso y la malnutrición con riesgo de diversas deficiencias, especialmente de las vitaminas A, D, E, B12 y hierro que pueden originar anemias trastornos neumológicos y enfermedad ósea metabólica”.

Tratamientos para combatir el SIBO

prebióticos – intestino

Caro dice que lo que hay que hacer es en principio hacer un diagnóstico preciso. “Se hace un timpanismo que es la percusión del abdomen, se escucha como un como un vacío. Y entonces hay que tratarlos con algunos antibióticos que son muy específicos y al margen de estos antibióticos que se los trata de acuerdo al criterio del gastroenterólogo del clínico, luego hay que repoblarlo con probióticos adecuados. En general particularmente lo que hacemos es que con los antibióticos se eliminan las bacterias en número, en calidad y en cantidad. Hay algunas bacterias que son metanogénicas o generadoras de de hidrógeno. Estas son las que provocan entonces la gran distensión del intestino y del abdomen en general. Entonces estas son las que hay que tratar de erradicar y hay antibióticos que son específicos para erradicar las bacterias que no son propias de la flora intestinal y de hecho molestan en el medio interno y sin embargo conserva la persistencia de las bacterias habituales y normales”, dice Caro.

“Para el diagnóstico del SIBO disponemos de varias opciones como los ensayos terapéuticos con antibióticos, la aspiración y del intestino delgado y el cultivo y, la prueba del aire espirado y siempre hay que evaluar la causas subyacentes que lo producen Él manejo del SIBO, al igual que su diagnóstico y las causas que lo producen pueden ser difíciles. El uso de ciertos antibióticos y la modificación de los factores que favorecen su desarrollo son los pilares terapéuticos”, explica Waldbaum.

Renata Spiazzi, medica Gastroenterologa, sostuvo a Infobae que en cuanto al tratamiento, más que importante, primero, es el diagnóstico. “El diagnóstico se hace con un test que se llama test de aire expirado y se mide en el aire que uno expira, puede medirse por el momento sólo flora hidrogénica y metanogénica, que eso caracteriza el tipo de disbalance, si es hacia una flora o hacia la otra. Y eso establece el tratamiento que uno va a seguir. En cuanto a los tratamientos es muy específico, por eso es importante hacer bien el diagnóstico, porque se usa con tratamientos con antibióticos, que en general son de acción local, a nivel del tubo gastrointestinal y posterior al tratamiento se usan probióticos. Lo más importante es poder pensarlo, diagnosticarlo y tratarlo. Y hacer un control y un seguimiento correspondiente”, explicó.

EscuchaloAca

Este medio no se hace responsable por las opiniones vertidas en los artículos publicados. Las expresiones e ideas de los columnistas no reflejan necesariamente la opinión de LeeloAca.

By Pochitama.dev © 2023 LeeloAca.com.ar – Todos los derechos reservados.
Abrir chat
1
Comunícate con nosotros por Whatsapp
Escanea el código
Hola te comunicaste con Leelo Acá, déjanos a continuación tu consulta y te contactaremos con un asesor, muchas gracias !!