El PMA reanuda las operaciones en Sudán, en medio de una «catástrofe» humanitaria en toda regla

ACNUR/Colin DelfosseSe distribuyen alimentos y otros artículos en Chad a personas que han huido de la violencia en Sudán.

Humanitarian

1 de mayo de 2023Ayuda humanitaria

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) levantó una suspensión temporal de las operaciones en Sudán, ya que los combates entre grupos militares rivales empujan a millones de personas al hambre, anunció el lunes la directora ejecutiva Cindy McCain. 

El PMA había detenido sus actividades de salvamento después de que tres miembros del personal murieran en el norte de Darfur el 15 de abril, el primer día de enfrentamientos entre el ejército sudanés y las Fuerzas de Seguridad Rápida (RSF, por sus siglas en inglés) rivales. 

Seguridad primero 

La Sra. McCain dijo que se espera que la distribución de alimentos comience en cuatro estados: Gedaref, Gezira, Kassala y White Nile, en los próximos días. 

Dado que la situación de seguridad sigue siendo muy precaria, el PMA está considerando lugares en los que el acceso humanitario está garantizado, al mismo tiempo que tiene muy en cuenta las consideraciones relacionadas con la seguridad, la capacidad y el acceso. 

“Tendremos el máximo cuidado para garantizar la seguridad de todo nuestro personal y socios mientras nos apresuramos a satisfacer las crecientes necesidades de los más vulnerables”, dijo. 

Se espera que aumente el hambre 

La Sra. McCain subrayó la necesidad de poner fin a los combates y señaló que más de 15 millones de personas ya enfrentaban una grave inseguridad alimentaria antes del conflicto. 

Advirtió que se espera que los números “crezcan significativamente” a medida que continúen los disturbios. 

“Es en momentos como este cuando más se necesita al PMA y a nuestros socios de la ONU”, dijo. 

Se avecina el ‘punto de quiebre’ 

A la luz de la profundización de la crisis humanitaria en Sudán, el secretario general de la ONU, António Guterres, envió el domingo a su oficial de ayuda de mayor rango a la región. 

El Coordinador de Asuntos Humanitarios de la ONU, Martin Griffiths, llegó a Nairobi, Kenia, y se espera que viaje pronto a Sudán. 

Antes de partir hacia la región, dijo que la situación en Sudán “está llegando al punto de ruptura”, ya que las personas luchan por acceder a elementos esenciales como agua, alimentos, combustible y atención médica. 

Mientras tanto, altos funcionarios de la ONU y socios realizaron una sesión informativa virtual el lunes para actualizar a la comunidad internacional sobre la respuesta humanitaria a la crisis.

‘Una catástrofe en toda regla’ 

Con una población de 48 millones, Sudán es el tercer país más poblado de África.

Aproximadamente un tercio de todas las personas, casi 16 millones, necesitaban asistencia humanitaria antes del conflicto, y unos 3,7 millones fueron desplazados, la mayoría en Darfur.    

El conflicto está convirtiendo esta crisis humanitaria en “una catástrofe en toda regla”, dijo Abdou Dieng, el principal funcionario de ayuda de la ONU en el país, a los embajadores que asistieron a la sesión informativa. 

Cientos de personas han muerto desde que estallaron los combates hace poco más de dos semanas. Decenas de miles han huido a un lugar seguro, tanto dentro como fuera de Sudán, mientras que millones más se han visto confinados en sus hogares, sin poder acceder a los servicios básicos. 

El Sr. Dieng dijo que a pesar de las terribles condiciones, los trabajadores humanitarios continúan brindando asistencia para salvar vidas. A través de socios, han estado brindando atención médica y distribuyendo suministros, medicamentos, agua y combustible a hospitales, por ejemplo. 

Compromiso humanitario ‘inquebrantable’ 

“Nuestro compromiso con el pueblo de Sudán sigue siendo inquebrantable”, dijo, hablando desde Port Sudan en la costa del Mar Rojo. Un equipo central de la ONU ahora tiene su base en la ciudad luego de la reubicación y evacuación del personal la semana pasada de la capital, Jartum, y otras partes del país. 

Sin embargo, señaló que la capacidad humanitaria se ha visto considerablemente afectada por el conflicto, con muchas oficinas, vehículos, almacenes saqueados y destruidos. Solo el PMA perdió 4.000 toneladas métricas de alimentos en Nyala, Darfur Meridional.

© ACNUR/Colin DelfosseEn Chad, se distribuyen alimentos a desplazados de Sudán en una operación organizada por el PMA.

Negociar acceso seguro 

El Sr. Dieng dijo que los trabajadores humanitarios están evaluando cómo pueden operar en las circunstancias actuales en Sudán. 

Están desarrollando un plan para ampliar las actividades que también cubrirá temas como el movimiento de artículos y personal de emergencia a Port Sudan y otras áreas accesibles, y la negociación de un acceso seguro para la entrega de ayuda. 

También se ha establecido un centro de respuesta a crisis en Nairobi, Kenia, para apoyar las operaciones. El equipo de expertos, que incluye especialistas en coordinación civil-militar, está listo para desplegarse tan pronto como se reabran las fronteras de Sudán. 

“A raíz de los saqueos y la violencia a gran escala, estamos trabajando para identificar formas de traer suministros al país para reponer nuestras reservas, de modo que podamos entregar ayuda a quienes la necesitan tan pronto como sea seguro hacerlo”. él dijo. 

El alto el fuego sostenido es crucial 

El alto funcionario de la ONU instó a los Estados miembros a reforzar la importancia de un alto el fuego sostenido. También subrayó la necesidad de una “financiación flexible” para garantizar que la respuesta humanitaria continúe.  

“Pedimos a los donantes que acepten el mayor riesgo que puede estar asociado con esto en el corto plazo para permitirnos salvar vidas”, dijo. 

Preocupación por el impacto regional 

Mientras tanto, el efecto indirecto regional del conflicto sigue siendo motivo de grave preocupación . Los combates han desplazado a ciudadanos sudaneses, pero también a refugiados de Sudán del Sur y nacionales de terceros países que viven en el país. 

La agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR , calcula que unas 73.000 personas ya han huido a países vecinos como Chad, Egipto, Sudán del Sur, República Centroafricana, Etiopía y Eritrea. 

Unos 815.000 podrían huir 

Raouf Mazou, Alto Comisionado Asistente para Operaciones de ACNUR, advirtió que los números podrían aumentar a menos que la crisis se resuelva rápidamente. 

“En consulta con todos los gobiernos y socios involucrados, hemos llegado a una cifra planificada de 815.000 personas que pueden huir a los siete países vecinos”, dijo. 

ACNUR estima que la mayoría, 580.000, serán sudaneses, con 235.000 sudaneses del sur que buscan regresar a casa “en lo que denominaríamos condiciones adversas”. 

Chad da la bienvenida a más refugiados  

El Sr. Mazou agradeció a los países vecinos que han acogido a personas que escapan del caos en Sudán. 

Hasta el momento, 30.000 han encontrado refugio en Chad, que ya acogía a unos 400.000 refugiados sudaneses. Los recién llegados se encuentran principalmente en pueblos cercanos a la frontera. 

ACNUR está coordinando su respuesta junto con el Gobierno y sus socios, e inmediatamente desplegó equipos de emergencia en la región.  

La agencia también reforzó los suministros de artículos básicos de socorro, como colchonetas para dormir, jabón y utensilios de cocina, y tiene actividades cada vez mayores en las áreas de registro, protección y control de fronteras.  

Retornados de Sudán del Sur 

Más de 20.000 recién llegados se registraron en Sudán del Sur hasta el sábado. Casi el 90 por ciento son nacionales que han regresado a casa, aunque es probable que las cifras generales sean más altas. 

ACNUR está trabajando nuevamente con sus socios, en particular con la agencia de migración de la ONU, la OIM , para responder a la afluencia y prepararse para un mayor número de personas en caso de que el conflicto en Sudán continúe.  

Éxodo a Egipto 

El Sr. Mazou estimó que Egipto ha recibido unos 14.000 refugiados hasta el momento.   

ACNUR y sus socios han establecido un punto de servicio humanitario en la frontera sur que brinda apoyo logístico, sanitario y humanitario.  

“La Cruz Roja Egipcia está respondiendo a unas 1.000 personas que llegan todos los días, y las necesidades están relacionadas principalmente con el agua, los alimentos y la salud”, agregó. 

Refugiados dentro de Sudán 

Mientras tanto, Sudán ya albergaba a 1,3 millones de refugiados antes de que estallaran los combates, una de las mayores poblaciones de refugiados en el contenido. 

La mayoría procedían de Sudán del Sur, Eritrea, Etiopía y Siria, y vivían principalmente en comunidades de acogida y zonas urbanas, aunque otros se quedaron en campamentos en el este de Sudán, el Nilo Blanco y Darfur.  

Debido a la inseguridad, ACNUR se vio obligado a detener temporalmente las actividades en Jartum, los estados de Darfur y otras partes del país, aunque los oficiales se han mantenido en contacto con algunos líderes y miembros de las comunidades de refugiados. 

EscuchaloAca

Este medio no se hace responsable por las opiniones vertidas en los artículos publicados. Las expresiones e ideas de los columnistas no reflejan necesariamente la opinión de LeeloAca.

By Pochitama.dev © 2023 LeeloAca.com.ar – Todos los derechos reservados.
Abrir chat
1
Comunícate con nosotros por Whatsapp
Escanea el código
Hola te comunicaste con Leelo Acá, déjanos a continuación tu consulta y te contactaremos con un asesor, muchas gracias !!